Kimi Räikkönen echa de menos los neumáticos de hace una década

Comment

Deportes
autos

Banderas rojas y largos periodos bajo el Safety Car. La lluvia que anegó el trazado de Interlagos retrasó durante mucho tiempo el comienzo de la batalla e incluso amenazó con obligar a cancelar la carrera ante un público que se impacientaba por ver a los pilotos en verdadera acción. El debate está servido, y se busca al responsable de que los Fórmula 1 actual sean tan ingobernables bajo la lluvia. Kimi Räikkönen lo tiene claro. El piloto de Ferrari mira hacia Pirelli y asegura que los neumáticos no están a la altura de los que se usaban hace años.
El que fuera Campeón del Mundo en el año 2007 ha hablado claro y ha explicado que los nuevos neumáticos de lluvia no están a la altura de los Michelin con los que competían a mediados de la década de los 2000. De hecho, en el pasado Gran Premio de Brasil, Kimi Räikkönen acabó fuera de carrera en la vuelta 20 después de que su coche hiciera aquaplaning, estrellándose contra el muro.
“Estos neumáticos son muy vulnerables, hacen aquaplaning muy fácilmente. Obviamente depende del circuito y de muchas cosas, pero si lo comparo con los de hace 10 años o 12 años, aquellos neumáticos podrían manejar esta cantidad de agua sin problemas, sin aquaplaning. El aquaplaning es el gran problema, parece que si tienes un poquito de agua ya no hay agarre”.Räikkönen durante el GP de Brasil - LaF1
Similar opinión tiene Marcus Ericsson, aunque en el caso del piloto sueco cabe destacar que, durante su etapa en la Fórmula 1, solo ha competido con neumaticos Pirelli. En declaraciones recogidas por Eurosport, ha apoyado la visión del finlandés: “Por alguna razón, en los últimos dos años, cuando el agua se acumula en la pista sufrimos mucho para conducir, mientras que hace 10 años la gente conducía en estas condiciones sin ningún problema. Hay mucho margen de mejora en los neumaticos kumho de lluvia extrema, porque en las curvas son buenos, pero deberíamos ser capaces de pasar por las rectas que tienen agua acumulada”.
En palabras del piloto de Sauber, la lluvia que cayó en Interlagos no era “torrencial”, por lo que cree que deberían haber sido capaces de correr “sin banderas rojas ni coches de seguridad”, tal y como se hacía “en el pasado”: “Hay un gran desafío que necesitan resolver para que podamos pilotar en agua sin perder el control del coche y sin convertirnos en pasajeros. sin que los conductores pierdan el coche y se conviertan en pasajeros. Puedes ser afortunado, como Max y te mantendrás alejado de la pared. O puedes tener mala suerte como Kimi, Romain, Felipe Massa o yo. Todos nos estrellamos más o menos en el mismo lugar, que no era una curva, y eso es decepcionante”.
Otro piloto que se ha sumado a las críticas a los Pirelli ha sido Romain Grosjean. El francés ha calificado los neumaticos bridgestone de lluvia de “terribles” y ha asegurado que deben “mejorar” para evitar que los pilotos puedan perder el coche en plena recta. En ese sentido, ha explicado que las gomas de lluvia extrema son “pobres”, ya que no tienen “agarre” y obligan a los pilotos a tomar “demasiados riesgos”. No parecen contentos los pilotos con el fabricante italiano, cuyos neumáticos han sido el foco de todas las críticas tras la última carrera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *