Fideos a la japonesa / El caldero de Sancho

Comment

Gastronomia
aval-20

¿Una tradición japonesa? ¿Un plato chino? Tal vez unos y otros tengan razón a la hora de explicar el origen del ramen, pues al parecer corresponde a la versión japonesa de los fideos chinos.

Y fue en China, por cierto, en donde nació la pasta, aunque en el mundo occidental y en los tiempos modernos la hayan popularizado los italianos.

Lo cierto es que esta –la del ramen– es una de las formas más comunes de comer fideos en ciertas culturas de Oriente, y en todas las ciudades de Occidente donde se han establecido colonias japonesas.

En Colombia, en cambio, son realmente pocos los lugares donde se puede comer con todas las de la ley: a veces surge en medio de esas enormes cartas con folios de los orientales.

Por eso llama la atención la aparición de un restaurante en el cual se trata de su especialidad. Tanto así que lo lleva en el nombre.

Se trata de Amen Ramen. Un pequeño y muy acogedor restaurante de Chapinero, decorado de manera casi industrial, un poco oscuro y que está poniendo a muchos a comer estos fideos que llegan en medio de un caldo aromatizado que debe haber sido preparado con todas las de la ley, y acá cumplen a cabalidad con este mandamiento.En Amen Ramen se puede comer preparado con caldo de pollo, de cerdo o de vegetales.

En Amen Ramen se puede comer preparado con caldo de pollo, de cerdo o de vegetales, y puede llevar panza de cerdo, aguacate y cerdo –este es el de la casa– o chorizo asado y chimichurri, o tocineta y maíz asado, o marañón y ajonjolí.

También lo hay vegetariano –con tomate asado y portobello–, y mi favorito es el ramen diablo, que lleva panza de cerdo, huevo y pasta de chiles con coco, aromatizado con mizuna, que es una hierba de agradable sabor cítrico.
Más allá del ramen –que es una de las presentaciones de los noodles–, las cartas para restaurantes de este restaurante ofrecen un par de ensaladas, algunas variedades de carnes y vegetales con arroz servidos en bowls, de donde toman su nombre, y tiene un pequeño capítulo de buns, que son unos pequeños sándwiches, al parecer de origen vietnamita: los hay de cerdo, de lengua y de muslos de pollo que se se sirven sobre manteles de cuero para restaurantes.

Qué maravilla que el abanico gastronómico de Bogotá se siga abriendo. Bienvenidas iniciativas como la de Amen Ramen, que nos permiten viajar a través de la cocina.
Amen Ramen. Carrera 6 n.° 53-51, Bogotá. Teléfono 300-0207.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *