Category Archives: Transporte

Las cuotas, un negocio sobre ruedas

En un mercado con menos oferta que demanda, y en el cual son recurrentes las quejas de los consumidores que se topan con sobreprecios, la financiación mantiene su atractivo de siempre: brindar, en cómodas cuotas, oxígeno al adquirir un 0 Km (o un usado).

Según Acara, entre enero y agosto se patentaron 432.431 vehículos. Las operaciones al contado se quedaron con un 50,9%, las prendas con un 47% (201.338 unidades) y el leasing con 2,1% (8.853).

“Viene aumentando la proporción de los autos financiados. Suele pasar cuando hay expectativa de devaluación, porque la deuda que se toma es a tasa fija”, explica Gonzalo Dalmasso, coordinador de análisis sectorial de la consultora abeceb.

Si la lupa se coloca sobre las marcas, en financiación los primeros ocho meses del año son liderados por Fiat Plan (69,7%) y Renault (58%). Siguen Chevrolet (51,4%), Ford (50,5%), Volkswagen (46,9%), Mercedes-Benz (41,9%), Peugeot (41,2%), Iveco (39,4%), Citroën (37,6%) y Chery (35%).

Quien no puede pagar su auto al contado tiene dos opciones: suscribirse a un plan de ahorro o tomar un crédito prendario. También están los préstamos personales, poco utilizados para adquirir vehículos, y el leasing, una modalidad todavía de baja penetración en el país (ver recuadro).

Planes de ahorro: el sueño del 0 km
Los planes de ahorro son la opción más elegida entre las variantes para financiar un 0 Km. Según la Asociación de Financieras de Marcas Automotrices (Afima), entre enero y agosto se suscribieron 291.489.
“Las suscripciones están en torno a las 40.000 mensuales, cuando a esta altura del año pasado rondaban las 35.000. Los planes se están recuperando a un ritmo del 10%”, resume Dalmasso.

Estos grupos están manejados por administradoras de las marcas (Plan Fiat Mobi, Plan Rombo, Plan Óvalo, etc.) y tienen una cantidad de personas que dobla al número de cuotas. Planes de 60 y 84 cuotas, por caso, tienen 100 y 168 integrantes.

La financiación puede ser del 100% del valor del auto o menor, como 70/30. Aquí, es el 70% del valor lo que se divide en cuotas: estas son más bajas, pero una vez adjudicado el modelo se paga una extraordinaria del 30%. Es una opción para quien dispone de un usado y puede venderlo para cubrir ese porcentaje al contado.
Las cuotas son sin interés y se ajustan al precio del auto. Un aumento en el valor del 0 km se refleja en la cuota. En cuanto a la cantidad, si bien por ley existen múltiples opciones, lo más popular son las 84 porque reduce el monto a pagar por mes. Dicho de otra forma: quien puede pagar una cuota más cara, tiende a sacar un crédito y llevarse el auto en el acto.

En los planes de ahorro se adjudican dos vehículos por mes, uno por sorteo y otro por licitación para quien realice la mejor oferta (deberá estar al día con los pagos). La adjudicación es la contra más fuerte de los planes, porque la persona no sabe cuándo podrá disponer de la unidad.

Daniel Argento y Ariel Comerci, director y gerente Comercial de Fiat Mobi Plan, sostienen: “Es cierto que la adjudicación es la mayor debilidad del plan de ahorro, por eso tiene que ser una decisión racional, hay que saber planificar”. Para solucionarlo, algunas marcas buscan alternativas. En el caso de Fiat Plan existe la Adjudicación Pactada, por ejemplo, con la opción de llevarse el auto en la cuarta cuota al pagar el 30%. “También puede ser en la cuota 12 con el 38% o en la 36, siempre que la persona haya pagado en término y sea el titular de origen”, amplían.Las cuotas, un negocio sobre ruedas

Consultadas por RPM, varias personas que compraron su 0 km con plan de ahorro advirtieron sobre publicidades engañosas que venden “entrega asegurada”. Si hay una promesa de entrega, la recomendación es que siempre quede por escrito. Otra crítica tiene que ver con los gastos administrativos, de flete y patentamiento. Muchos clientes reconocieron sorprenderse ante aumentos que no esperaban.

Según abeceb.com, el aumento de precios anual ronda el 27%. El hecho de que la cuota del plan de ahorro se actualice a la par del precio del auto puede generar desconfianza. Sin embargo, muchos clientes lo ven como una forma de protegerse contra la inflación.

Comerci lo resume así: “La persona sabe que si deja $ 1.500 en la mesita de luz pierden valor, entonces decide pagar una cuota que queda congelada. Con la inflación aumenta la cuota, pero también el capital ahorrado”. Dalmasso coincide: “Lo que puedas adelantar de cuotas queda como una proporción dolarizada del auto”.

El motivo de que los planes de ahorro sean los más elegidos tiene que ver con que ofrecen una cuota más baja, y así le abren la puerta del 0 km a quienes de otra forma nunca podrían llegar a pagarlo.

Para Argento, de Fiat Plan, la mayor ventaja de los planes de ahorro tiene que ver con el resguardo legal: “Las administradoras son de las marcas y nunca quebró una terminal. A su vez, están regulados por la Inspección General de Justicia (IGJ), es un producto que tiene más de 40 años en Argentina. Es transferible y precancelable”.

Créditos prendarios: el auto ya
Para que el 0 km llegue rápido a la cochera, lo más usual son los créditos prendarios, aquellos en los que la garantía está constituida por un bien mueble, que en general es el que se adquiere.

En la mayoría de los casos estos créditos financian hasta 70% u 80% del valor del auto, en un período de entre 12 a 60 meses. La tasa es fija en pesos y las cuotas son más altas que las de un plan de ahorro, pero la entrega del auto es inmediata.

Fernando Vaccaro, gerente Comercial de Fiat Crédito, explica: “Si la persona financia el 70%, una vez aprobado, deja el 30% en el concesionario, que ya está en condiciones de patentar y entregar. Si hay disponibilidad, puede demorar 72 horas”.

En el concesionario, los créditos prendarios los otorgan bancos y las financieras de las automotrices, que pueden o no estar asociadas a bancos. Ejemplo: Ford con el ICBC y Volkswagen con el BBVA Banco Francés. Otras, como Fiat, se financian a sí mismas. El interesado también puede ir a un banco en busca del crédito.

En cuanto a la Tasa Nominal Anual (TNA) de los préstamos, como referencia, en los planes estándar de las financieras de las terminales ronda el 32% (similar a la de los bancos). Sin embargo, hay ofertas en las que queda entre 20% y 27%. Algunos bancos también pueden ofrecer una más atractiva, como el Santander Río (27,5%).

Si bien la tasa anual es clave para la decisión, hay que prestar atención al Costo Financiero Total (CFT), que incluye intereses más todos los gastos, comisiones, seguros e impuestos que se deben pagar.

Para Hernán Marenco, director Comercial de Mila Prendarios (Micro Lending), “la ventaja de las financieras vinculadas a las terminales es que pueden promocionar modelos, entonces arman grandes ofertas a tasa muy baja”.

Desde abeceb, Dalmasso arroja cifras: “El financiamiento de las vinculadas a las automotrices viene cayendo un 13,8%, mientras que el de los bancos aumentó 20,1%. Ante la escasa oferta de 0 km, no tienen tanto incentivo para vender porque no tienen autos”. En términos generales, las terminales se quedan con la mayor parte de los créditos. Según Acara, entre terminal ahorro y financiera, el 77% de la financiación de 0 km en lo que va de 2015 se hizo a través de las automotrices.

Los pros y las contras
“Si bien se puede financiar hasta el 70% del valor del auto, el promedio es del 50%. Y la mayoría opta por 38 meses”, confirma Vaccaro, mientras Marenco ratifica la tendencia: “Hoy, a la gente no le interesa financiar más del 45% o 50%”.

El préstamo personal es otra herramienta, aunque en dista de ser el elegido para adquirir un 0 km. Para Tomás Grubissich, Jefe Operativo de Santander Río, se debe a que “el crédito prendario tiene mejor tasa de interés que el personal. Además, se otorga más dinero y requiere presentar menos papelerío”. Todas las fuentes consultadas apuntaron en el mismo sentido.

A modo de conclusión, puede afirmarse que no hay un sistema mejor que el otro en sí mismo, sino que cada uno tiene sus pros, sus contras y exige un análisis de cada situación en particular.

El plan de ahorro es ideal para quienes no pueden hacer frente a la cuota de un crédito prendario. Y, aunque las cuotas se actualizan con el precio del auto, para muchos sigue siendo una reserva de valor frente a la inflación.

Los créditos prendarios tienen a su favor la entrega inmediata y la tasa fija en pesos. Para cerrar, un ejemplo para un Fiat Palio Pack Top, cuyo precio de lista es $ 156.000. En un plan de ahorro escalonado (la primera cuota es más barata y luego se compensa) a 84 meses, financiando el 100% del valor, la cuota promedio es de $ 1.800.

Mismo modelo, misma versión, pero con un crédito prendario que financia el 64% del valor en un plazo de 60 meses, la cuota media es de poco más de $ 3.140 (TNA 22,5% y CFT 33,5%). O sea, es más cara y exige pagar un 36% al contado. Eso sí, con el auto en la cochera.

Published by: